Las Personas Detrás de las Vacunas que Protegen Vidas

La Semana Mundial de la Inmunización adquiere un significado especial este año a medida que el mundo sigue combatiendo una nueva enfermedad infecciosa, el COVID-19. A pesar de los cierres de seguridad en todo el planeta, Sanofi está trabajando con sus asociados alrededor del mundo para desarrollar vacunas seguras y eficaces contra el nuevo coronavirus. Fundamentalmente, sus equipos también están trabajando para garantizar que las vacunas que protegen la vida de otras enfermedades infecciosas sigan llegando a los proveedores de atención médica y a sus pacientes a nivel mundial. Continuar con la producción y el suministro de vacunas es vital durante un momento en que la inmediatez de la crisis del coronavirus amenaza con eclipsar las inmunizaciones preventivas de rutina, lo que podría conducir a otras emergencias de salud pública.

Garantizar la distribución de vacunas

Las vacunas son imprescindibles durante la pandemia. La interrupción de los servicios de vacunación rutinaria podría aumentar los riesgos del resurgimiento de enfermedades prevenibles mediante vacunas, causando padecimientos innecesarios e incluso sobrecargar aún más a los centros de atención de urgencias, ya presionados hasta sus límites por causa del COVID-19. Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud ha publicado directrices para la continuación de la vacunación sistemática durante la pandemia cuando sea posible y bajo condiciones seguras. 1

Para apoyar esta necesidad mundial de salud pública, los sitios de Asuntos Industriales de Sanofi están operando para mantener el suministro de todas nuestras vacunas y distribuirlas a los proveedores de atención médica y sus pacientes en todo el mundo

Estamos en condiciones de garantizar que todas las vacunas se puedan suministrar a nuestros pacientes, indicó. En este tiempo sin precedentes, estamos implementando todos los planes de continuidad comercial necesarios para producir, empacar, enviar, distribuir y proporcionar vacunas al mundo.
Bertrand Laviron, jefe de la Cadena de Suministro Mundial de Vacunas de Sanofi

Además de nuestras capacidades internas y gracias a las relaciones duraderas con socios logísticos de confianza, podemos garantizar la distribución continua de nuestras vacunas como una intervención crítica de salud pública. Como ejemplo, los transportistas de carga son capaces de proveer compartimentos especializados con aire acondicionado para las vacunas, incluso con viajes aéreos estrictamente limitados durante los bloqueos.

La fabricación de vacunas es compleja y requiere mucho tiempo porque están hechas con materiales biológicos. Pero con una vigencia útil de aproximadamente dos años para la mayoría de las vacunas, Sanofi sigue confiando en que cuando se levanten los bloqueos, cualquier efecto de recuperación se pueda gestionar con el suministro existente y alterno.

“Estamos vigilando nuestros mercados de vacunas pediátricas, de refuerzo y de viajes; y anticipando los posibles cambios en la demanda para la próxima temporada de influenza. Estamos haciendo todo lo posible para gestionar esta situación, anticipar y adaptar nuestra planificación según sea necesario en respuesta a todo cambio en las señales de nuestros diversos clientes y stakeholders”, concluye Laviron. “Este es nuestro trabajo. El sentido de propósito siempre ha estado presente y ahora se refuerza aún más en nuestros diversos equipos. Todos estamos en esto por los pacientes.”

Mantener la fabricación esencial

También teniendo en mente a los pacientes es que los equipos de Asuntos Industriales se presentan a trabajar todos los días en nuestros 12 sitios de fabricación en todo el mundo para satisfacer la demanda de los gobiernos, las autoridades sanitarias, los hospitales, los mayoristas y las farmacias alrededor del mundo.

Jamie Duan lidera un equipo de casi 40 personas en el sitio de fabricación de vacunas de Sanofi en Toronto, Canadá. Allí, el equipo está contribuyendo con la continuidad de los suministros de vacunas con planes adaptados para garantizar la salud y la seguridad de aquellos que deben de regresar todos los días a la fábrica durante la crisis.

Todos somos humanos. Todos tenemos diferentes niveles de emoción sobre la situación actual. Pero estamos presentes para nuestros equipos y asegurándonos de que el sitio sea lo más seguro posible. Estamos practicando el distanciamiento social y usando equipo de protección.
Jamie Duan, Gerente del sitio de fabricación de vacunas de Sanofi en Toronto, Canadá

El equipo sigue comprometido con la fabricación de vacunas, por lo que cuentan con planes de continuidad que garanticen la cobertura donde sea necesario para los puestos necesarios. El estado de la dotación de personal se supervisa y ajusta todos los días para anticiparse y adaptarse según haya algún cambio.

“Todos en el lugar nos apoyamos mutuamente”, añade. “Si alguien inesperadamente no puede llegar un día, nos ayudamos y nos cubrimos el uno al otro. También estamos identificando de manera proactiva el respaldo adicional de personas de toda la empresa que solían trabajar en nuestra área de fabricación. Si se presentara alguna situación de necesidad, podrían ayudar a garantizar el flujo de los procesos del negocio. En estos tiempos desafiantes es que nuestros equipos a menudo pueden crear vínculos extraordinarios y construir conexiones”.

Los resultados de esta dedicación del equipo de Jamie y todos nuestros sitios son claros: la producción de todos los sitios de Sanofi se encuentra en casi los mismos niveles habituales.

Seguimiento de los ensayos clínicos y garantía del progreso científico crítico de la cartera de Investigación y Desarrollo

Además de suministrar vacunas, la empresa también está adaptando sus planes y acciones para llevar a cabo iniciativas críticas de investigación y desarrollo. Si bien los proyectos de vacunas se han puesto en marcha con una velocidad sin precedentes para prevenir la infección por COVID-19, Sanofi también está supervisando meticulosamente los ensayos clínicos de otros candidatos a vacunas, país por país, ensayo por ensayo, para mitigar los retrasos en algunos ensayos clínicos en curso y adaptar el avance de todos los programas de investigación y desarrollo.

Sanofi ha desarrollado planes específicos para la continuidad del suministro de vacunas y así garantizar que un número máximo de participantes de ensayos clínicos continúe recibiendo las vacunas en los horarios designados conservando la seguridad de los pacientes y los médicos clínicos.

Hemos realizado e implementado planes de priorización basados en varios criterios críticos.
Elsa Defrasne, Head Global de Proyectos Estratégicos en la investigación y el desarrollo de vacunas con sede en Lyon, Francia.

“Estamos ante todo priorizando las estrategias para garantizar la continuidad de las personas inscritas en nuestros ensayos clínicos en curso, incluido el suministro de sus vacunas candidatas. También estamos trabajando en estrecha colaboración con las agencias regulatorias a nivel mundial para garantizar que permanezcamos recorriendo el buen camino con los hitos críticos de nuestros nuevos proyectos de vacunas y para garantizar que las actividades críticas para el negocio continúen”.

Estas son dos actividades críticas, entre otras, que los equipos de I+D están gestionando, además de garantizar la seguridad esencial de los equipos en los sitios. “Es un compromiso ético esencial tanto como un imperativo empresarial para asegurar de que los equipos clínicos con los que estamos trabajando puedan alcanzar con nosotros el desarrollo de nuevos candidatos de vacunas. En los sitios de I+D, estamos trabajando arduamente, cumpliendo con el distanciamiento social y al mismo tiempo limitamos la interrupción en nuestros laboratorios al mínimo. Es un ajuste diario”. Además, Elsa Defrasne explica que antes del distanciamiento social, nuestros espacios de laboratorio podían permitir que hasta 15 investigadores trabajaran en un laboratorio a la vez. Con las medidas de distanciamiento social, sólo podemos permitir cuatro o cinco. “Por lo tanto, estamos reorganizando las cargas de trabajo y los procesos para garantizar que sean óptimamente eficientes dentro de ese nuevo contexto. Es esencial que la ciencia y la medicina todavía puedan progresar”, indica.

Todos los equipos de Sanofi como el de Elsa, Jamie y Bertrand están apoyando firmemente la lucha de salud pública en curso contra las enfermedades infecciosas del mundo, que ahora incluye el COVID-19. Nunca la búsqueda para el desarrollo de una nueva vacuna ha sido tan transcendental y los esfuerzos para mantener las vacunas de rutina tan valiosos.

Nuestra presencia industrial global
Mapa del mundo